15 Feb 21

Cómo distribuir un salón para aprovechar cada rincón

El salón de una casa suele ser el centro de las visitas y de las reuniones familiares. Da una primera impresión de ti y de la casa, por lo que su distribución debe ser amplia para que resulte suficientemente confortable. En este post encontrarás algunas ideas sobre cómo distribuir un salón para disfrutarlo al máximo.


¿Cómo distribuir un salón para que resulte amplio?

Es importante que el salón sea cómodo, pero también hay que tener en cuenta que para que ello debe adaptarse a tus necesidades.

  • Cuantas más personas vivan en casa, más espacio se necesita, por lo que deberás dejar el salón más despejado.
  • A nivel orientativo, aplica un margen de aproximadamente medio metro entre muebles, para poder abrirlos completamente sin que resulte molesto ni entorpezca las zonas de paso.
  • Si te faltan lugares donde sentarse pero no te sobra espacio, puedes utilizar elementos polivalentes como pufs o muebles auxiliares móviles. Si llevan ruedas te será más fácil retirarlos cuando necesites liberar espacio.


Recuerda que una buena decoración no debe resultar excesiva. No abuses de los accesorios ni utilices muebles demasiado grandes, de lo contrario, el salón se verá demasiado lleno y resultará agobiante.

Vamos a ver algunos ejemplos sobre cómo distribuir un salón según su forma.


Salones cuadrados y rectangulares

Empecemos por la opción más clásica, un salón cuadrado o rectangular. Este tipo de salón resulta bastante fácil de distribuir, ya que no conlleva muchas dificultades al tener una forma simple:

  • Una buena solución para dejar más espacio libre en el centro, es acercar los muebles hacia las paredes. Eso sí, vigila no cubrir entradas de luz ni ventanas, ya que la luz natural te ayudará a que el espacio parezca más amplio.
  • Si el salón es rectangular puedes crear diferentes ambientes a lo largo de la estancia. Para ello puedes usar una alfombra, una práctica estantería o librería abierta, o accesorios como plantas o una elegante lámpara de pie. Incluso puedes usar un sofá para distinguir, por ejemplo, la zona de descanso, de la zona de comedor.


Salones redondos o irregulares

Si tu salón tiene formas curvas, aunque no sea así en todo el espacio, puedes usar objetos que imiten esa forma. Si la forma de tu salón es irregular lo que puedes hacer es aprovechar bien los huecos con pequeños muebles auxiliares. Estas son algunas sugerencias:

  • Si es posible, coloca el sofá en la pared más recta.
  • Si las paredes son curvas, coloca el sofá junto a las ventanas dejando un espacio detrás de unos 80 cm aproximadamente. Evita tapar demasiado las entradas de luz, ya que te ayudarán en la decoración.
  • Si quieres colocar una chimenea, aprovecha una de las zonas más curvadas para ello.
  • No todos los muebles deben estar pegados a la pared, puedes aprovechar la forma circular de tu salón y añadir alguna mesa redonda en el centro del espacio.

Independientemente de la forma de tu salón, ya sea circular o cuadrada, puedes añadir un mueble en el centro del salón con esa misma forma. Es decir, si el salón es circular, la mesa central también debería ser circular. Esto ayudará a que el salón se vea ordenado. Así que, como has visto, ¡la clave está en aprovechar bien el espacio!

Ahora que ya sabes cómo distribuir un salón, esperamos que puedas adaptar estas ideas a tu salón y logres una distribución óptima que te aporte la máxima comodidad y confort.

¿En qué podemos ayudarle?

Le ofrecemos el mejor asesoramiento

Contacte ahora con nuestras tiendas